martes, 3 de abril de 2012

EL AMANECER DE UNA ARTISTA

                                                                  
                                                    MARGOT LEANDRO CASTRO


 
 

                   Dedicada a mi amiga Margot Leandro y sus fotografía, no dejen de ver su blog

                                                           "La Magía de un instante" 




Ella camina  cámara en mano y  parece perdida, pero no te engañes amigo, porque  no  lo está, solo absorta, hasta se podía decir que ha sido abducida.
Su mirada trasciende más allá de  lo cotidiano, ella ve cosas que otros hemos olvidado mirar o que quizás nunca vimos.
Su objetivo entra por sus ojos, la cámara es su cómplice; se interesa por todo y  todo cobra vida en su retina, luego, confabula con su cámara (esta es  su aliada), para regalarnos la belleza extraordinaria de lo cotidiano como un  milagro:  
Una abeja polinizando una flor, una garza  que pierde la batalla  alimenticia contra su pequeño bocado, dos aficionados a la pesca en un diálogo mental de competencia deportiva… ¡Magníficas instantáneas fugaces robadas al tiempo!
Créeme,  no intentes juzgarla, no podrías, ¡ella ha sido tocada por el arte!, ¡tocada por el arte amigo!, eso no es cualquier cosa,  ya no tiene vuelta atrás; no todos los fotógrafos, ni aún los profesionales,  pueden ver lo que  ella ve;  son expertos, eso sí, en manejar una técnica depurada, pero el arte es un regalo que la vida otorga  a unos cuantos privilegiados, es,  como entrar en otra dimensión, algo que  muchos esperan  toda una vida sin conseguirlo; pero ella es una  elegida, es por eso que camina así,  como perdida,  como enamorada, su mirada está siempre  iluminada, lleva puesta una  sonrisa que es su sello y le acompaña  esa forma de estar, ¿sabes?, como esos seres etéreos que pasan rozándote, sin hacer ruido, sin imponerse, pero su presencia te invade.
 Solo cuando duda, por un instante, desaparece su luz, pero como todos los seres especiales, corrige el rumbo de inmediato y ahí está de nuevo… ¡Ahí está ella!,  la que tan pronto mira al cielo como al suelo, la que hinca su rodilla en la tierra y espera pacientemente  el momento en que brota una flor, o que la mariposa  monarca abandona su crisálida, o una gota de agua atrapando un edifico en su interior….absolutamente todo se vuelve mágico ante sus ojos.
Y ahora amigo mío, sigue si puedes su estela y  espera,  porque  ella es una  estrella con brillo propio y  su camino solo acaba  de empezar.

Con cariño y admiración
 Isa                             
 9-11-2.009

3 comentarios:

  1. Querida Isa, tú si que pones magia en lo que escribes. Este retrato que me hiciste, cuando apenas empezaba en la fotografía, lo guardo con mucho cariño, me sirve como referencia y en momentos malos, de dudas, siempre me acuerdo de cómo me ves.

    No llegaré a ser una artista, ni me importa! lo importante es que mis fotos puedan transmitir lo que siento y tú describes muy bien como es mi mundo, cuando lo veo a través del visor de mi cámara, todo a mi alrededor desaparece.

    Muchas gracias amiga Isa. Un fuerte abrazo.

    PD Aunque pongo retrato, es literario, la fotografía que ilustra tu relato es de mi amiga Mariaje, compañera de aventuras fotográficas y de quien he aprendido mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay va Margot!, no había leído tu mensaje y cambié la foto, pues aquella me pareció muy pequeña, dime si prefieres la anterior y la vuelvo a poner... ja..ja..Esta te la hice yo ...¡menuda novata!

      Eliminar
  2. jajaja, cuando volví a abrir tu blog y no lo vi pensé que te habías arrepetido!Deja ésta, me gusta mucho y además la sacaste tú y sin saber muy bien como funcionaba la cámara.

    Ya sabes que te sigo y noto todos los cambios, pero si no lo hicieras no serias tú, en eso nos parecemos mucho jejeje.

    ResponderEliminar