martes, 30 de octubre de 2012

UNA NOCHE EXTRAÑA

UNA NOCHE EXTRAÑA
Esta es una noche extraña,una codorniz nocturna
se empeña en cantarle a la luna,
se escucha el graznido del cuervo
zaino, oculto dentro del cuadro rojo.
Todo parece artificial esta noche;
Tu palabra rota se clava
como un cristal en mi alma
y el punzón negro de tu silencio
hiere de muerte mi cordura.
Mis lamentos se estrellan
contra la pared artificial de tu sonrisa,
las caricias se marchitan 
en la maceta de los sueños olvidados. 
Mientras en la celda oscura
el amor,  condenado a muerte, 
espera inútilmente el indulto.
Se oye el eco de un piano solitario
entonando la melodía triste de
la “Pavana” de Ravel; le acompaña solemne,
una lámpara cargada de lágrimas.
El silencio  por fin venció al ruido,
en este recinto marmóreo en que descanso.

Esta es una noche extraña,
una codorniz nocturna
se empeña en cantarle a la luna.
Mª Isabel Machín.